NOTICIA

Internacional

¿Dónde está Sofía? Elevan a las Naciones Unidas el caso de la niña nicaragüense desaparecida en México

Hace casi 5 meses desapareció la niña Sofía Abigail Caballero Huete, en el Río Bravo, donde falleció su madre, Irma Yaritza Huete Iglesias, originaria de Quilalí, Nueva Segovia. Al descubrir irregularidades y como parte de las labores de búsqueda, la Fundación por la Justicia en México elevó el caso al Comité Contra la Desaparición Forzada, de las Naciones Unidas.

Consideran que la niña podría estar con vida. Foto: Cortesía/Radio ABC Stereo
Consideran que la niña podría estar con vida. Foto: Cortesía/Radio ABC Stereo

Periodista José Enrique Ortega
5-Octubre-2022
México-México

Hace casi 5 meses que la niña, Sofía Abigail Caballero Huete, de 3 años, desapareció en las aguas del Río Bravo. Su madre, Irma Yaritza Huete Iglesias, de 25 años, falleció el 18 de mayo, luego de salir de Nicaragua. La madre de la menor era originaria del municipio de Quilali, Nueva Segovia.

En mayo, la Comisión de Búsqueda del Estado de Coahuila de Zaragoza, en México, hizo pública una ficha donde se pide información sobre la niña Sofía Abigail Caballero Huete, de 3 años y 11 meses de edad, sin embargo, no hubo respuesta, puesto que el cuerpo de la niña jamás apareció, porque se considera que aún este con vida.

Actualmente la Fundación por la Justicia en México, dio a conocer que el caso de la niña nicaragüense, fue elevado al Comité Contra la Desaparición Forzada, de las Naciones Unidas.

Fabiane Cabaret, coordinadora de la Defensa Integral de la Fundación para la Justicia, explicó que uno de los principales problemas es que las autoridades no realizaron un reporte de la desaparición de Sofía el día que su madre perdió la vida.

Lea también: Gobierno de México busca a niña nicaragüense que desapareció en el Rio Bravo

"Estamos en comunicación con sus familiares en Nicaragua, que están muy pendientes. Ese evento que involucró a cerca de 100 personas ni siquiera estaba en notas oficiales y menos en reportes de las autoridades, entonces a partir de ahí viene esa falta de información y resistencia para proporcionar información, entonces acudimos a las Naciones Unidas. También nos hemos dado cuenta de que no hay canales de colaboración", narró Fabiane Cabaret.

Por su parte Elia Centeno, abuela de la niña, quien brindó información a la fundación, relató que cuando que su hijo Einer le dijo que la niña había desaparecido, ella dobló rodillas y le pidió a Dios que cambiara su vida por la de la niña.

La abuela de Sofía recordó a su nieta como "una niña bien activa, inquieta, traviesa, muy feliz, era la alegría de la casa, le encaraba ir a clase, le encanta jugar con niños".


Comparte esta noticia


TE PUEDE INTERESAR